¿Quieres casarte con él? ¡Ve y pide su mano!

No te creas una desesperada por pensarlo, deja los convencionalismos a un lado y lánzate al agua sin que sea él, quien dé el primer paso…

just-married-1152x864

Sí, parece una locura pero no lo es, no solo pasa en las series de televisión y tampoco en las películas de amor. Tú podrías ser una Mónica cuando se atrevió a pedirle matrimonio a Chandler y no quedar como una desesperada que le tiene miedo a la soledad, al contrario, desde que te atreves a dar ese paso, créeme que serás quien escriba realmente esa historia de amor y todo, ¡todo! Será como lo habías planificado.

Antes de tomar una decisión como esta, siempre debes tener en cuenta que los hombres son más básicos que las mujeres y para decidir este gran compromiso lo piensan no una ¡si no mil veces!. Tal vez la cantidad de situaciones que escuchan de boca de quienes son sus allegados y están casados, los hacen sentir temerosos para pedir matrimonio y además el hecho de pensar en que su libertad será coartada, también los aleja un poco de esta proposición, pero, tú tranquila, pues si estás cansada de esperar y sientes que a tu pareja le falta el empujoncito, hazlo tú y no te creas la mujer más desubicada del planeta.

 ¿Lo estás pensando?

Los años de relación suelen ser muy importantes pues a través de ellos, sabes cuáles son los gustos de tu pareja y sabes qué podría hacerle sentir súper incomodo. La convivencia también pasa a ser un punto importante porque eso que has escuchado por ahí de que cuando vives con alguien, lo conoces realmente, es cierto. Nunca será lo mismo ver a tu novio todos los días par de horas que verle todos los días las 24 horas, hasta en la sopa. El convivir con ese ser que tanto amas y sueñas tener al lado para siempre, será lo que te dé la seguridad para atreverte a pedirle la mano, sea donde sea y como sea, eso sí, ¡Olvida por completo los anillos!

 Nada de cursilerías

Imagínate la escena cuando le pides matrimonio a tu pareja… ponte en sus zapatos y piensa en lo que él está pensado. ¿Extraño no? Pues sí, es bastante extraño así que debes hacerlo de la forma más cómoda posible para él. No te vuelvas loca y le compres un solitario o una cadena con la mitad de un corazón. ¡Nada de eso! Simplemente esmérate, piensa y acude a cosas tan sencillas como un viaje o una cena fabulosa… evita las joyas y las canciones de Camila,  Sin Bandera o Ricardo Arjona, eso estaría mal y él se sentiría, literalmente como la dama de la relación.

 Miedo al rechazo

Es muy normal que sientas miedo de que él te pueda rechazar, más que miedo es terror de que tu chico te diga: “lo siento, no puedo casarme contigo”, por eso, es necesario que sepas si él realmente te ama y no le tiene miedo a la convivencia, esto segundo, es lo más importante, ¿Por qué? Porque el matrimonio, entonces, solo significaría mantener un status legal dentro de ese concubinato que ya tienen y el temor a ser coartado de sus libertades, es mucho menor que el que puede sentir un hombre que jamás ha dormido siquiera una noche contigo. Así que debes estar alerta y antes de dar este paso, estudia a tu pareja y comprueba, de la mejor manera posible, si su amor es verdadero.

Toma la iniciativa

En pleno siglo XXI las cosas han cambiado y el sexo antaño concebido como débil ha ganado terreno y avanzado en la toma de decisiones, ¡así que aventúrate! Y lee algunas de las propuestas que tenemos para ti.

– Una idea creativa y original para pedir matrimonio a un hombre, es ir poniéndole pistas que le hagan recordar y revivir los momentos más hermosos que han pasado como pareja. Por ejemplo: Del día en que se conocieron, que se dieron el primer beso, que comenzaron el noviazgo, etc. Al llegar a la última pista lo estarán esperando las alianzas y tú para hacerle la propuesta.

– Prepara una noche de pasión inolvidable, con velas, música de fondo, aromas, una lencería sexy… Escribe en la parte preferida por él de tu cuerpo si quiere ser tu esposo. Durante el encuentro, condúcelo hacia esa zona.

– El marco es muy importante para ambientar una solicitud de matrimonio. En una playa, al atardecer, los dos solos junto al mar bebiendo un cóctel, es el escenario perfecto. Puedes escribirlo en la arena, cuando él se distraiga y luego hacérselo notar.

– Invítalo a ver una película los dos solos. En lugar de trailers de otros filmes antes del comienzo de la película aparecerá un video armado por ti, con momentos inolvidables vividos por ambos, recopilación de fotografías… Al final aparecerás tu haciéndole la propuesta en el video y ¡…Voilà!

– Para los amantes de las alturas y las aventuras, nada mejor que planear un viaje en globo aerostático juntos y allí cerca del cielo, pedirle que se case contigo.

– Si le gusta el deporte aventura y el buceo, una buena forma es sumergirse en las profundidades del mar u océano y recurriendo a una concha de mar coloca la propuesta.

– Las galletas de la fortuna son esas típicas galletas que traen dentro un mensaje. Son una buena alternativa para colocar dentro un papelito con la propuesta escrita de puño y letra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s